CASTORES: LA INVASIÓN DEL FIN DEL MUNDO es un documental en preproducción que narra uno de los intentos más ingenuos del hombre por querer alterar los ecosistemas en su beneficio.


    En 1946 veinticinco parejas de castores canadienses fueron introducidos en la isla de Tierra del Fuego, al sur de Argentina y Chile para el desarrollo de la industria peletera. El proyecto falló y el castor, sin depredadores naturales, rápidamente se expandió como plaga por otras islas de la región alcanzando el número de 100.000 individuos, causando la destrucción masiva de árboles y especies locales, amenazando todos los bosques y lagos  y ríos de la Patagonia Argentina y Chilena.


¿Por qué científicos y amantes de la naturaleza están convencidos que hay que matarlos a todos?  ¿Por qué otros se oponen terminantemente? ¿Podemos ignorar el problema y dejar que la naturaleza se acomode? El debate aun se extiende sin solución aparente y las pérdidas ya son incalculables.